poda del olivo

La poda del olivo constituye un momento clave para mantener la buena salud del √°rbol y elaborar el aceite de oliva de la mejor calidad posible. Es un proceso natural que debe realizarse de forma met√≥dica, organizada y experimentada, en el que intervienen distintos factores. En este art√≠culo, te contamos las principales claves para realizar una buena poda del olivo seg√ļn las caracter√≠sticas del suelo y la climatolog√≠a. ¬°Sigue leyendo!

¬ŅPor qu√© se podan los olivos?

El objetivo principal de la poda del olivo es revitalizar sus funciones productivas, retirando las ramas que est√©n secas o que no sean necesarias, de manera que la savia se pueda repartir mejor entre las ramas ‚Äúsanas‚ÄĚ. Esto contribuir√° a una mayor producci√≥n de frutos y reducir√° el riesgo de enfermedad, por tanto, a una cosecha m√°s abundante.

¬ŅCu√°ndo es la poda del olivo?

Comentamos anteriormente en nuestro blog el momento √≥ptimo de recolecci√≥n de la aceituna seg√ļn la variedad, clima o terreno. ¬†Lo m√°s recomendable es podar el olivo justo despu√©s de recolectar sus frutos. Es decir, en el per√≠odo de tiempo que se conoce como ‚Äúparada vegetativa‚ÄĚ del √°rbol. No obstante, esta √©poca no es igual en todos los casos:

  • Si la oliva se recolecta como aceituna de mesa, lo habitual es podar el √°rbol entre los meses de noviembre y diciembre. Esto puede variar en funci√≥n de las caracter√≠sticas climatol√≥gicas y que no haya riesgo de heladas.
  • En caso de que el objetivo sea producir aceite de oliva, el per√≠odo de poda se retrasa a los meses de febrero, marzo y abril. Una vez m√°s, la fecha exacta puede variar seg√ļn las condiciones de cada entorno. Lo importante es evitar podar cuando todav√≠a hay riesgo de heladas. As√≠, en las zonas donde el clima es m√°s fr√≠o en invierno, suele ser m√°s recomendable podar en abril, mientras que, en zonas de clima suave, este proceso puede empezar en febrero.

¬ŅC√≥mo afecta la edad del olivo a su poda?

En los procesos naturales nunca se puede asegurar nada, puesto que hay muchos condicionantes externos que pueden cambiar el plan inicial. En el caso de la poda del olivo, uno de los aspectos que hay que tener en cuenta es la edad del √°rbol.

Poda de un olivo joven

Si el olivo es joven y se encuentra en proceso de crecimiento, debe realizarse para consolidar la estructura del √°rbol. Es lo que se conoce como ‚Äúpoda de formaci√≥n‚ÄĚ, y no requiere una gran intensidad para evitar da√Īar el olivo en la fase temprana. La clave en este momento es no dejar crecer brotes secundarios que puedan perjudicar a los principales en la producci√≥n de aceitunas. Tambi√©n puede ser necesario utilizar tutores.

A medida que el olivo va creciendo y alcanza su edad adulta, se lleva a cabo la ‚Äúpoda de producci√≥n‚ÄĚ, cuyo objetivo es prolongar al m√°ximo la vida del olivo. En este caso, se deben quitar las ramas con m√°s de 3-4 a√Īos para incentivar el crecimiento de las m√°s j√≥venes y dejarles m√°s cantidad de savia.

Poda de un olivo viejo

Cuando el √°rbol ya se considera viejo, es necesario eliminar las ramas improductivas con m√°s frecuencia, ya que se multiplican a medida que el olivo va cumpliendo a√Īos. En este caso, hablamos de ‚Äúpoda de regeneraci√≥n‚ÄĚ, que se lleva a cabo para aumentar la fertilidad del √°rbol.

En algunos olivos viejos, puede ser necesario cortar varias ramas en la misma poda, cuando lo m√°s habitual es cortar una rama y esperar a que vuelva a estar formada.

Así se podan los olivos

Otra de las grandes dudas que surgen a la hora de podar olivos es cu√°l es la mejor manera de hacerlo. La frecuencia e intensidad de la poda depende del estado de cada olivo, aunque no es recomendable que pasen m√°s de dos o tres a√Īos sin podar. Si se poda en exceso, estaremos recortando productividad al √°rbol.

La poda del olivo depender√°, tambi√©n, del tipo de recolecci√≥n, as√≠ como del momento en el que se realice. Por otro lado, es importante utilizar las herramientas adecuadas seg√ļn el momento de formaci√≥n en que se encuentre el √°rbol.

En este video podemos visualizar como el usuario de Youtube Jaro Salar realiza una poda:

Un olivo bien podado marca la diferencia

Tal y como hemos mencionado, la forma de realizar la poda debe adaptarse a las características del olivo, y no al revés. En primer lugar, es importante saber qué herramientas son las más adecuadas para podar este tipo de árboles:

  • Cuando los olivos son m√°s j√≥venes y las ramas tienen un grosor inferior a 5 cm, es m√°s aconsejable utilizar tijeras de poda o serruchos.
  • Para olivos de m√°s envergadura, se puede recurrir al uso de motosierras, pues permiten realizar cortes m√°s limpios en ramas m√°s gruesas.

Otro aspecto que marca la diferencia es el tipo de corte:

  • Corte ciego: suele ser el m√°s habitual, y consiste en seccionar la rama por completo, para redirigir la savia hacia la rama contigua. Es decir, este tipo de corte se realiza cuando ‚Äúsacrificas‚ÄĚ una rama.
  • Corte de arroje: en este caso, el objetivo es sustituir una rama que ya est√° vieja por otra nueva, para lo que es necesario dejar un peque√Īo toc√≥n y no cortarla por completo. Esto hace que le siga llegando savia y, gracias a ella, la rama se pueda renovar.
  • Corte de rebaje: este tipo de corte se realiza para disminuir la altura de una determinada rama, pero no tanto por cuestiones de renovaci√≥n.

Lo que sí es importante, en todos los casos, es realizar cortes limpios evitando desgarros, pues esto podría afectar a la calidad de las aceitunas y, por tanto, a la calidad del aceite de oliva.

Curiosidades interesantes

¬ŅSab√≠as que la madera de olivo es una de las mejores para calentar una casa? Esto se debe a su alto poder calor√≠fico, de unas 4.800 kilocalor√≠as por cada kilogramo.

Adem√°s, cada comunidad aut√≥noma establece una normativa espec√≠fica para el tratamiento y recogida de los restos de poda del olivo. No obstante, lo habitual es que, durante el per√≠odo habilitado para ello, se quemen o se trituren. En caso de que no se lleve a cabo un buen tratamiento de la madera sobrante, es aconsejable guardar los restos en un lugar herm√©tico, para evitar la propagaci√≥n del conocido como ‚Äúpulg√≥n del olivar‚ÄĚ.

Una buena poda es imprescindible para aprovechar, al máximo, todas las propiedades de las aceitunas y también para elaborar otros productos de altísimo valor nutritivo, como los aceites del olivar, entre los que se encuentra  nuestro aceite de orujo de oliva.

Escribir comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.