Ganmodoki

La gastronomía nipona está de moda. La fama de una dieta saludable unida a la curiosidad de experimentar con propuestas internacionales ha hecho que la cocina japonesa se convierta en una de las más populares del planeta.

Receta con tofu al estilo japonés, ideal para la dieta vegana

Y junto con ella, el tofu, un alimento elaborado a partir de la soja, muy rico en proteína vegetal y bajo en grasas. Popularmente conocido como la “carne de los vegetarianos”, ya que es la proteína vegetal con más fama entre los que prescinden de la carne, es muy versátil. Se puede usar en salteados y woks; añadir a guisos; emplear en ensaladas o para preparar rellenos. Muestra de esta versatilidad es el ganmodoki. Se trata de unafritura de tofu con verdura  y es uno de los aperitivos más populares en Japón. Su nombre se traduce como ‘pseudo-ganso’ ya que dicen que estos buñuelos tienen un sabor parecido al ganso. ¡Descubrámoslo!

Al tratarse de una fritura, el Aceite de Orujo de Oliva es la elección ideal para preparar el ganmodoki. Se trata de una variedad del olivar muy recomendable en fritura por su rentabilidad y calidad. Con una buena técnica de cocción, ayuda a que los alimentos se encapsulen y el resultado será una fritura menos calórica y más saludable. Además, el Aceite de Orujo de Oliva se caracteriza por tener un sabor suave, lo que realzará las propiedades originales del tofu y la verdura.

Los ingredientes son todos de origen vegetal, ¡toma nota!

  • 250 g de tofu duro
  • 1 seta shiitake mediana deshidratada
  • 1 cucharada de zanahoria rallada
  • 2 cucharadas de cebollino o cebolla fina picada
  • 2 cucharadas de almidón de tapioca o harina de arroz glutinoso
  • 1/8 cucharadita de sal
  • Aceite de Orujo de Oliva para freír

Ganmodoki o buñuelos japoneses en 8 sencillos pasos

  1. Para que el tofu quede bien firme hay que presionarlo para sacarle toda el agua. Viene envasado en agua para mantenerlo fresco, pero para elaborarlo hay que escurrirlo bien. Lo envolvemos bien con el papel de cocina y le añadimos peso encima para asegurarnos de que queda bien seco.
  2. Mientras, añadimos las setas shiitake en un cuenco con agua templada y las dejamos en remojo durante un tiempo aproximado de entre 15 y 20 minutos. Una vez pasado el tiempo, retiramos las setas del agua y las picamos en trozos pequeños. Picamos también la cebolleta y rallamos la zanahoria.
  3. Desenvolvemos el tofu, lo ponemos en un bol y lo desmenuzamos con las manos. Mezclamos con la sal y la harina de arroz glutinoso. En el caso de que no tengamos harina de arroz glutinoso, se puede sustituir por un huevo.
  4. Una vez tenemos todo mezclado, añadimos las setas picadas, la zanahoria rallada, la cebolleta picada y removemos hasta que quede todo bien unificado.
  5. En una sartén añadimos abundante Aceite de Orujo de Oliva y lo calentamos a 180º. Mientras se calienta, nos podemos engrasar las manos con Aceite de Orujo de Oliva para facilitar el manipulado. Dividimos manualmente la masa en seis u ocho raciones dándoles forma de bolita. Una vez tengamos todas las piezas, las aplastamos.
  6. Freímos las bolitas de ganmodoki por tandas en la sartén. Mantenemos aproximadamente cuatro minutos por cada lado o hasta que estén dorados.
  7. Una vez logrado el punto deseado, retiramos y dejamos reposar en papel absorbente para que recoja el exceso de aceite.
  8. Emplatamos y a degustar. Podemos acompañar con soja u otra salsa al gusto de los comensales.

 

Sigue esta receta japonesa con el vídeo que te proponemos

Ya tenemos nuestros buñuelos japoneses de tofu y verduras. Un plato para los amantes de la cocina japonesa o para quienes quieran iniciarse en ella. El ganmodoki también nos permite seguir explorando las posibilidades de un alimento tan completo como el tofú, toda una fuente de proteínas vegetales.

ALh36Am-g4

Escribir comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.