Receta tequeños de queso

¿Qué son los Tequeños?

Los tequeños, también conocidos como deditos o palitos de queso, son un entrante típico de Medio Oriente que ha irrumpido con fuerza en nuestras cocinas. Se trata de un plato muy fácil de preparar y todo un acierto para incluirlo en aperitivos o en cenas.

De sencilla elaboración, si la materia prima es buena ya tienes gran parte del éxito garantizado. Solo hay que pasar la prueba de la fritura y en este punto el Aceite de Orujo de Oliva es un aliado que no falla.

¿Por qué escoger Aceite de Orujo de Oliva para esta receta?

Este aceite proviene del olivar, lo que nos garantiza su calidad. Además, gracias a su sabor neutro, no altera el sabor original de los ingredientes. Y, sobre todo, tiene una gran estabilidad y durabilidad por lo que, una vez que cocines los tequeños, podrás seguir sacándole partido. Con una buena técnica de fritura al cocinar, es muy rentable. Puedes comprobar el tipo de fritura adecuado en la guía para freír con Aceite de Orujo de Oliva.

Hacer tequeños paso a paso para conseguir un dorado perfecto

Toma nota de los ingredientes que necesitamos para esta receta:

  • 500 gr. de harina de trigo
  • 150 ml de agua
  • 150 ml de leche
  • 1 cucharada de sal
  • 60 ml de Aceite de Orujo de Oliva
  • 350-400 g de queso blanco

Para cocinar este plato, lo primero que haremos será simular el cráter de un volcán con la harina y, poco a poco, incorporaremos el resto de los ingredientes: agua, leche, sal y Aceite de Orujo de Oliva. Una vez tengamos todos los ingredientes en el bol, los mezclaremos hasta conseguir una masa lisa y fina.

Una vez tengamos la masa, la tapamos con un papel transparente y reservamos durante una hora en la nevera. Cuando haya transcurrido esta hora, espolvorearemos un poco de harina en nuestra encimera y dividiremos la masa en bolas pequeñas.

Después extenderemos las bolas de masa con la ayuda de un rodillo hasta crear una masa muy fina que cortaremos en tiras uniformes. Con las tiras, forraremos los palitos de queso cubriéndolos completamente de masa.

Precalentamos el Aceite de Orujo de Oliva, y cuando haya alcanzado los 180º iremos friendo nuestros tequeños en pequeños grupos hasta conseguir el dorado perfecto. Al sacarlos de la freidora o sartén los colocamos en papel absorbente para quitar el exceso de aceite.

Solo queda emplatar y acompañar de nuestra salsa favorita. Seguro que los tequeños se convertirán en uno de tus snacks preferidos.

Escribir comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *