pasta al pesto

Seguramente hayas comido muchas veces pasta al pesto, pero… ¿sabes por qué se llama pesto? El nombre con el que llamamos a esta salsa tiene poco que ver con sus ingredientes y mucho con su método de preparación, ya que “pesto” en italiano, significa machacar. Así que vamos a darle al mortero para preparar una rica pasta al pesto a base de espinacas y Aceite de Orujo de Oliva.

Toma nota a los ingredientes de esta receta de pasta pesto:

– 200 g de pasta
-100 g de hojas de espinaca frescas
– 20 g de hojas de albahaca
– 2 cda. de perejil picado
– 30 g de nueces
– 60 g de queso parmigiano regiano
– 80 g de Aceite de Orujo de Oliva
– 1 diente de ajo sin germen
– Sal y pimienta
– Agua de cocción de la pasta

¿Por qué usar Aceite de Orujo de Oliva?

El Aceite de Orujo de Oliva, gracias a sus características sensoriales neutras, no interferirá en ese sabor tan peculiar que tiene la salsa pesto, por lo que será el gran aliado de esta receta. ¡Empezamos!

Spaghetti, tallarines o cualquier pasta al pesto ¡Súper sencillo!

  1. Cocemos la pasta en una olla siguiendo las indicaciones del fabricante.
  2. Mientras, lavamos y secamos bien las hojas de espinaca, albahaca y perejil. * Como la albahaca es muy delicada, la secamos más cuidadosamente.
  3. Introducimos las hojas en un recipiente para batidora y las trituramos. Estos ingredientes son los primeros que vamos a triturar, para que el color verde no se pierda y que la clorofila se quede fijada.
  4. En el mismo vaso, añadimos el diente de ajo sin germen y las nueces. Volvemos a triturar mientras incorporamos en hilo los 80ml de Aceite de Orujo de Oliva para conseguir que la salsa quede bien ligada.
  5. Vertemos la salsa en un bol y salpimentamos al gusto.
  6. Con ayuda de un rallador incorporamos a la mezcla el queso parmigiano regiano y mezclamos hasta que quede una masa uniforme.
  7. Para emplatar, colocamos la pasta en un plato, y antes de añadir la mezcla, debemos ligarla con un poco de agua de cocción, de esta forma obtendremos una salsa más líquida y menos concentrada.

¡Y ya tendríamos nuestro plato de pasta con pesto de espinacas listo para disfrutar! No olvides ningún detalle de esta receta viendo el vídeo:

Escribir comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *