Receta gachas dulces andaluzas

¿Qué son las gachas?

Las gachas son un plato de nuestra cocina de siempre, se trata de una especie de papilla o puré con harina tostada como base principal. Quizás la modalidad más conocida sea la de las “gachas manchegas”, a la que se añaden tropezones de panceta de cerdo o chorizo. Un plato muy calórico que solían preparar los pastores en los meses de invierno.

Fuera de Castilla La Mancha, encontramos gachas dulces, de matanzacolorás, de pimentón, serranas… En Andalucía, por ejemplo, con una dosis de miel o canela, se sirven como postre. En esta ocasión nos vamos a probar su cara más dulce, pero en próximas entregas completaremos el recetario con unas gachas saladas. Por el momento, disfruta de un postre tradicional, fácil y delicioso.

Nuestro truco para unas gachas dulces con un predominante sabor a canela

Nuestra recomendación es utilizar Aceite de Orujo de Oliva, pues no solo es excelente en fritura, ¿sabías que también funciona muy bien en postres? Su sabor neutro lo convierte en un aceite muy versátil y recomendable para postres donde un sabor fuerte podría arruinarnos la neutralidad que buscamos.

En nuestras gachas dulces, el protagonismo es de la canela, la miel y el anís; mientras que el sabor del aceite no se tiene que apreciar. Más aún si lo acompañamos, como en este caso, de picatostes. Con el Aceite de Orujo de Oliva lo tenemos garantizado y, además, ¡sin renunciar a la calidad del olivar!

Receta de gachas dulces, ingredientes y pasos:

  • 100 ml de Aceite de Orujo de Oliva.
  • 500 ml de leche
  • Canela en rama
  • Piel de medio limón
  • 2 rebanadas de pan de hogaza del día anterior
  • 40-50 g de harina de trigo
  • Sal
  • 50 g de azúcar
  • 1 chorrito de anís dulce
  • Canela molida al gusto
  • Miel de caña al gusto

Como hacer gachas dulces, ¡un gran desayuno o merienda!

  1. Preparamos primero los picatostes. Cortamos el pan en cubos con el tamaño deseado y los ponemos en un plato.
  2. En una olla, añadimos la leche y la rama de canela y dejamos que infusione, para que, de esta forma la leche se impregne del sabor de la canela. Si queremos, podemos añadir más canela.
  3. A continuación, en una sartén, añadimos una cantidad abundante de Aceite de Orujo de Oliva para que los cubos de pan queden totalmente cubiertos. Calentamos el aceite y dejamos que los cubos se doren sin que se quemen. Una vez hayan adquirido el color deseado, los extraemos de la sartén con ayuda de una espumadera y los dejamos reposar sobre papel absorbente para que este recoja el aceite sobrante.
  4. Ya tenemos nuestros picatostes listos y es momento de preparar las gachas. Con ayuda de un colador, retiraremos el aceite que hemos utilizado para conseguir separar los restos e impurezas del pan, y colocamos este aceite colado en otra sartén en la que volveremos a calentar el aceite.
  5. Añadimos en el aceite caliente la piel del limón y el anís en grano para aromatizar nuestro Aceite de Orujo de Oliva.
  6. Volvemos a colar el aceite con ayuda de un escurridor y en una sartén más grande, añadimos la harina con una pizca de sal. Removemos con unas varillas hasta que todo quede mezclado y tostamos la harina, con cuidado de que no se nos queme, como si estuviéramos haciendo una roux.
  7. Con la mezcla homogénea y sin grumos, añadimos la leche caliente con ayuda de un colador para separar la canela. Removemos sin cesar para disolver los grumos que puedan crearse. Cuando empiece a espesar la mezcla, añadimos un chorrito de licor de anís y azúcar al gusto.
  8. Seguimos removiendo hasta que adquieran la textura deseada. Si queremos comerlas en frío, debemos espesarlas aún más.
  9. Se puede rectificar el punto de dulzor añadiendo más azúcar. Si quieres que te queden más líquidas, puedes corregir añadiendo agua o leche a la mezcla y removiendo de nuevo.
  10. Emplatamos repartiendo la masa en cuencos y añadimos los picatostes por encima. En función del gusto, podemos espolvorear con más canela molida por encima.

Ya tendríamos nuestras gachas dulces listas para disfrutar. Anímate a prepararlas en cualquier momento del año, o si lo prefieres, aprovecha aquellas fechas en las que este postre es más popular. Por ejemplo, festividades como el Día de Todos los Santos nos permiten la excusa perfecta para recuperar esta receta tradicional.

Vídeo para que sigas esta receta andaluza a la perfección

Aprender nuestra receta no te llevará ni dos minutos, sigue las instrucciones de la chef y disfruta de unas deliciosas gachas dulces.

Recetas en vídeo

Escribir comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *