¿Churros con chocolate? No, bacalao con tinta de calamar. Nuestra chef embajadora sorprendió con este trampantojo, que juega con las ilusiones ópticas y gustativas, durante la masterclass con Aceite de Orujo de Oliva realizada en la Escuela de Hostelería de Teruel. Además de esta “receta con truco” María Jimenez preparó patatas fritas, merluza en tempura con salsa de piquillos, arroz negro, fritos de pollo con ali oli y bizcocho de yogur. Y en lo que no hay trampa ni cartón sino mucha realidad es en las ventajas del Aceite de Orujo de Oliva: más saludable, rentable y de sabor neutro, lo que permite realzar el sabor original de las materias primas.En total 24 alumnos de hostelería participaron el 9 de noviembre en esta masterclass que forma parte de “El Duelo”. Con la teoría bien aprendida, ya están listos para proponer sus recetas y participar en este concurso que busca la mejor fritura con Aceite de Orujo de Oliva entre los futuros chefs del país.

Muchas gracias al equipo educativo y a los alumnos por su acogida y su participación. ¡Nos vemos en la final!

Escribir comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *