Receta de albóndigas vegetarianas

¿Sabías que las albóndigas son de origen árabe? Además, era un plato que se asociaba a las clases altas, que tenían reservado el privilegio de comer este guiso con carne en forma de bola (al-bunduqa). Poco queda ya de este origen porque, en la actualidad, las albóndigas se han convertido en un plato tan internacional como popular, accesible a todos los bolsillos.

Albóndigas de lentejas, una alternativa rica en proteínas vegetales

Lo que sí es cierto, es que es un auténtico placer para el paladar degustar un buen guiso de albóndigas. En este caso, queremos compartir este placer con una propuesta de albóndigas vegetarianas, donde el ingrediente básico habitual, la carne picada, deja paso a la legumbre, fuente de proteínas vegetales.

Otro ingrediente básico en esta receta es el aceite. Por su calidad nutricional y sabor suave, elegimos Aceite de Orujo de Oliva. Será el complemento perfecto tanto para la fritura como para elaborar la salsa de tomate.

¿Son aptas para veganos?

Esta receta de albóndigas de legumbres es muy recomendables para todos aquellos que llevan una dieta vegetariana o vegana, aunque para conseguir unas albóndigas 100% veganas necesitaremos sustituir el huevo por un aglutinante, como linaza o harina de garbanzo. Obtendremos un plato saludable y rico en proteínas que podemos servir solo o acompañado de nuestra guarnición favorita.

¡Empezamos!

 

Ingredientes para unas albóndigas de legumbres:

  • 400 gr de lentejas cocidas
  • 1 cuchara de perejil picado
  • 1 cuchara de jengibre fresco rallado
  • 2 hojas de laurel
  • 2 cucharadas de comino
  • 2 huevos
  • 120 gr de harina de garbanzos
  • Sal
  • Pimienta
  • Harina para freír

Para la salsa de tomate casera:

  • 1 bote de tomate triturado
  • 1 diente de ajo
  • 1 cebolla
  • Una pizca de azúcar
  • Sal
  • Pimentón dulce
  • Comino en polvo
  • Cúrcuma

 

Albóndigas vegetarianas en salsa paso a paso

  1. Con la ayuda de un colador, limpiamos bien las lentejas y las ponemos en un bol. Una vez escurridas, las introduciremos en un recipiente junto a dos hojas de laurel para triturarlo todo bien.
  2. A continuación, volcamos los ingredientes en un bol grande, añadiendo la harina, el perejil picado, el jengibre rallado y los cominos. En un bol diferente, batimos los huevos y añadimos a la mezcla anterior. Removemos bien hasta que quede unificado. En el caso de que la masa haya quedado un poco líquida, se puede añadir pan rallado para conseguir que espese.
  3. Seguidamente, añadimos harina en una bandeja. Podemos engrasar las manos con Aceite de Orujo de Oliva para evitar que al manipular la masa de las albóndigas esta se quede pegada en nuestras manos.
  4. Cogemos pequeñas porciones de la masa y le vamos dando forma de bolitas. A continuación, las rebozamos en la harina que habíamos preparado.
  5. En una sartén grande añadimos una cantidad abundante de Aceite de Orujo de Oliva, y una vez que este haya alcanzado la temperatura idónea de 180º, introducimos las albóndigas por tandas hasta que se doren. Una vez listas, las dejamos escurrir sobre papel absorbente para retirar el exceso de aceite y reservamos.
  6. Para preparar la salsa de tomate, en una sartén añadimos el suficiente Aceite de Orujo de Oliva como para cubrir el fondo. Mientras se calienta, picamos la cebolla y el ajo y los añadimos a la sartén para pocharlos. Cuando hayan adquirido una tonalidad transparente, añadimos un bote de tomate triturado.
  7. Dejamos que cueza y añadimos el pimentón dulce, la sal, la cúrcuma, los cominos, un poco de agua y, además, añadiremos un poco de azúcar para evitar que el tomate quede amargo. Removemos y dejamos cocer hasta que la salsa de tomate esté lista.
  8. Cuando la salsa esté hecha, metemos las albóndigas con cuidado y calentamos todo junto durante aproximadamente 10 minutos para que se mezclen bien.

¿Prefieres ver la receta en vídeo?

No te pierdas la receta de albóndigas vegetarianas en vídeo, ¡te llevará menos de dos minutos!

 

Escribir comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.