galletas de queso

En esta ocasión, proponemos unas galletas saladas a base de patata con queso. Un bocado original para utilizar como entrante o guarnición. Rápidas y fáciles de preparar, son el comodín perfecto para cualquier ocasión, ya sea para deleitar a los invitados, ya sea para utilizarlas como acompañamiento en nuestros platos diarios, sirviendo con carne, huevos o pescado.

¿De qué se acompañan las galletas de patata?

Una alternativa divertida a las patatas fritas o asadas que, en forma de galleta, sorprenderá y gustará a partes iguales. Muy recomendable para conquistar a los más pequeños de la casa, aunque los mayores también disfrutarán como niños. Las patatas gustan a prácticamente todo el mundo y un preparado original siempre es un aliciente añadido. Para más facilidades, la receta puede adaptarse, sustituyendo el queso por otros ingredientes, como jamón, o incluso cambiar el salado por el dulce.

Consigue una fritura limpia para tu receta de galletas de queso

Para esta receta no empleamos mantequilla sino aceite, en concreto Aceite de orujo. ¿Por qué? El Aceite de Orujo de Oliva es un aceite del olivar especialmente recomendado en fritura, por lo que es una alternativa muy adecuada para cocinar nuestras galletas de patata y queso.  A la temperatura adecuada, entre 170º y 180º, conseguimos que absorban menos grasa, favoreciendo que se encapsulen con un resultado más saludable y menos calórico. Además, utilizando Aceite de Orujo de Oliva conseguimos mantener las propiedades del alimento, ya que se trata de un aceite con cualidades organolépticas (sabor, color y olor) neutras.

En cuanto a su composición nutricional, es un aceite muy rico en ácido oleico, que representa hasta un 80% de su composición y tiene un 2% de componentes bioactivos como ácidos y alcoholes triterpénicos, es­cualeno, tocoferoles, esteroles, alco­holes grasos y compuestos fenólicos.

➜ Otros snacks fritos que pueden beneficiarse del uso de este aceite son los tequeños de queso y los ganmodoki.

Ingredientes que vamos a necesitar

  • 600 g de patata
  • 150 gramos de queso tipo Philadelphia
  • 1 huevo
  • 20 g de harina
  • Sal
  • Aceite de Orujo de Oliva

Cómo preparar esta sencilla receta de galletas de patata

  1. En primer lugar, preparamos las patatas. Pelamos, limpiamos y, con ayuda de un rallador, las rallamos en crudo, reservando las tiras en un bol.
  2. Seguidamente, en otro bol, añadimos los huevos y los batimos. Una vez tenemos el huevo bien batido, incorporamos el queso crema y seguimos removiendo hasta que consigamos una mezcla homogénea.
  3. Poco a poco vamos añadiendo las patatas ralladas y la harina. Mezclamos bien hasta que los ingredientes se hayan incorporado por completo.
  4. Calentamos el Aceite de Orujo de Oliva en una sartén. La cantidad tiene que ser suficiente para cubrir por completo toda la superficie del recipiente y estar bien caliente. Una vez lo tengamos listo, empezamos a freír las galletas. Para ello, nos ayudamos de dos cucharas para coger la masa de patata en porciones uniformes. Con cada porción, vamos formando las galletas en la propia sartén, dejando espacio entre las mismas.
  5. Cuando estén doradas, por un lado, les damos la vuelta y esperamos a que se doren por la otra cara. Alcanzado el punto de cocción, las retiramos de la sartén con ayuda de una espumadera y las dejamos reposar unos instantes sobre papel de cocina absorbente para retirar el exceso de aceite.
  6. Emplatamos, ¡y listas para disfrutar!

Podemos servir estas galletas con un poco de tomate, mayonesa o cualquier salsa al gusto. En realidad, son una propuesta muy versátil que nos dará mucho juego. Las galletas de patata encantarán a grandes y pequeños, se pueden combinar con otros ingredientes, ya sean dulces o salados, y podemos utilizarlas como entrante o como guarnición.

Fuente de carbohidratos y energía, las patatas son un básico de nuestra dieta. Con esta receta tenemos una forma original y rica de cocinarlas. ¡Atrévete y cuéntanos los resultados!

Escribir comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.