Pavo en escabeche a la antigua

Sardinas, bonito, bacalao, mejillones… El escabeche permite todo tipo de combinaciones y más allá de pescados y maricos, puede realizarse con carnes, como el conejo o las codornices. Se trata de una de las técnicas de conservación más empleada dentro de la cocina mediterránea basada en que el ingrediente principal macere o se cueza en vinagre, sal y aceite, y luego también se puede añadir vino, especias o hierbas.

¿Por qué esta receta es de pavo y no de pollo en escabeche?

En esta receta el ingrediente principal es el pavo, una variedad de carne fácil de digerir con proteínas, vitaminas del grupo del complejo B y minerales como el fósforo, el potasio, el magnesio, el hierro y el cinc. A pesar de sus beneficios nutricionales, al pavo le acompaña cierta fama insipidez, pero aquí entra en juego la manera de prepararlo y, precisamente, el escabeche es una forma de hacer los alimentos más sabrosos.

⇒ Si lo que buscas es una receta de pollo, te sugerimos el pollo frito crujiente

Así que te proponemos esta receta para dar sabor y facilitar la conservación de un alimento con muchos beneficios nutricionales como la carne de pavo.

El aceite es esencial en cualquier tipo de escabeche, de ahí la importancia de su elección para esta receta. No sólo ayuda a sellar el alimento, sino que también ayuda a potenciar los sabores, el olor, la textura y su conservación. El Aceite de Orujo de Oliva nos dará muy buen resultado. En primer lugar, por sus propiedades nutricionales. Se clasifica entre las denominadas “grasas buenas”, es decir las grasas monoinsaturadas, con un alto porcentaje de ácido oleico (hasta un 80% de su composición) y un 2% de componentes bioactivos de potencial saludable. Por otro lado, tiene un sabor suave que nos permite el equilibrio perfecto con la mezcla de especies y vinagre.

El resto de ingredientes:

  • 1 pechuga de pavo
  • 4 dientes de ajo
  • 2 zanahorias
  • 1 cebolla en juliana
  • 250 gr de vinagre
  • ½ puñado de sal gorda
  • Pimienta negra en grano
  • Unos granos de enebro (5)
  • Unos granos de cilantro (5)
  • Una rama de tomillo
  • Hoja de laurel
  • 1 litro de Aceite de Orujo de Oliva

 

Pavo en escabeche a la antigua

En primer lugar, en una olla grande vertemos un litro de Aceite de Orujo de Oliva y sumergimos totalmente la pechuga de pavo. Añadimos también el vinagre y el vino, aunque se puede prescindir del vino. En el caso de no querer utilizar vino, la receta puede realizarse también solo con el vinagre.

Seguidamente, ponemos en la olla la selección de especias, añadiendo la sal, la pimienta negra, el enebro, el cilantro, la rama de tomillo y la hoja de laurel. También podemos añadir, a modo de toque especial, pimienta de Sichuan, así como alguna guindilla.

A continuación, cortamos la zanahoria en láminas con ayuda de un pelador y preparamos la cebolla en juliana. Cuando tengamos todo listo, lo añadimos a la olla junto con los tres dientes de ajo.

Con todos los ingredientes dentro de la olla, ponemos el aceite a hervir. Cuando observemos un hervor fuerte es el momento de dar la vuelta a la pechuga de pavo con ayuda de unas pinzas. Tapamos la olla y dejamos que se cocine a fuego lento durante un tiempo aproximado de 20 minutos.

Pasado el tiempo de cocción, comprobamos que la pechuga está hecha y la retiramos de la olla.

Para emplatar, cortamos la pechuga en rodajas y la colocamos en el centro del plato como elemento principal. Acompañamos con las verduras en los laterales y añadimos un poco de caldo por encima.

Escabeche frío o caliente, ¡tú decides!

Aunque se suele comer en frío, también podemos comer la pechuga templada acompañándola, por ejemplo, de una ensalada. Cabe apuntar que el reposo sienta muy bien al escabeche, es una elaboración ideal para preparar hoy y disfrutar mañana. Además, un escabeche casero siguiendo las pautas de conservación adecuadas (en botes esterilizados y con cierre al vacío) puede guardarse durante varios meses en la nevera.

Aporta textura y un sabor inigualable al pavo con este escabeche y disfruta al máximo de todas las cualidades aromáticas y gustativas que nos brinda esta preparación.

Visualiza el paso a paso en vídeo

Si te es más fácil siempre puedes seguir el paso a paso en este vídeo:

Escribir comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *