Merluza al horno con salsa grenolata o verde

Uno de los mayores inconvenientes a la hora de comer pescado en nuestro día a día es que se nos agotan las ideas y terminamos considerando este alimento como un plato aburrido o soso.

Sin embargo, y según la Fundación Española del Corazón, comer pescado es imprescindible para llevar una dieta saludable. Este alimento proporciona grasas saludables, protege el corazón y el sistema circulatorio, es una fuente de vitaminas, favorece el desarrollo muscular y tiene efectos antiinflamatorios.

Por ello, te animamos a elaborar esta receta tan sencilla, que hará que quieras repetirla cada semana.

 

Propiedades de la merluza

La merluza es un pescado blanco con un contenido bajo en calorías. Esto lo convierte en un alimento adecuado para personas que cuidan su alimentación o que quieren controlar su ingesta calórica. Además de tener un bajo contenido graso, este pescado es rico en proteínas y contiene diversas vitaminas, en su mayoría pertenecientes al grupo B.  Este aporte vitamínico es esencial para la formación de glóbulos rojos y el funcionamiento de nuestro sistema nervioso. También contiene minerales. Entre ellos encontramos algunos, tales como el potasio, fósforo, yodo, selenio y magnesio, que ayudan a los huesos, sirven como antioxidantes y están directamente relacionados con el funcionamiento de los músculos y el intestino.

Desde ORIVA vamos a enseñarte a preparar un delicioso plato de merluza a la gremolata, pero antes…

Gremolata: ¿De qué se compone esta salsa y cómo mejora las recetas de pescados?

La gremolata, también conocida como “gremolada” es un término procedente del italiano milanés “gremolá”, que se traduce como molido o reducido a una fina textura de granos.

Este molido, parecido a una salsa verde, está compuesto por tres ingredientes esenciales en la dieta mediterránea: ajo, perejil y limón (en este caso la piel del fruto). La gremolata se obtiene mezclando estos ingredientes majándolos, con ayuda de un mortero o utilizando robots de cocina o un cuchillo.

En algunas ocasiones, se puede ver la gremolata con filetes de anchoas, lo que hace que esta salsa intensifique su sabor de manera notable. Los amantes del picante también agregan a esta mezcla guindilla o pimienta.

Este plato requiere utilizar un ingrediente básico en la cocina: el aceite. Ahora bien, según la textura que deseemos darle a nuestra gremolata la receta requerirá una cantidad mayor o menor del mismo. Es importante saber que la gremolata nunca debe quedarse muy líquida, pues ha de resultar una mezcla condensada y consistente. Por ello, para la elaboración de esta receta escogeremos Aceite de Orujo de Oliva, que resulta el ingrediente perfecto para el resultado que estamos buscando en la elaboración de nuestra merluza.

¿Por qué usar Aceite Orujo de Oliva para tu gremolata?

Este tipo de aceite se clasifica entre las denominadas “grasas buenas”, es decir las grasas monoinsaturadas, con un alto porcentaje de ácido oleico y un 2% de componentes bioactivos de potencial saludable.

Además, el sabor suave de este aceite es perfecto para la elaboración de nuestra salsa verde, ya que no tapará el resto de los sabores de la receta.

Asimismo, es importante destacar que detrás de este producto, hay también un gran ejemplo de aprovechamiento alimentario y de valor medioambiental. El Aceite de Orujo de Oliva es el resultado de aprovechar el denominado aleporujo, la materia que queda tras la molturación de la aceituna para hacer aceite de oliva en sus tres variedades (oliva, virgen y virgen extra). Está compuesto de restos de aceite, hueso y pulpa de aceituna. Precisamente, ese remanente de aceite es el que recupera el sector orujero para elaborar el Aceite de Orujo de Oliva.

merluza al horno en salsa verde

Ingredientes para una merluza en salsa verde:

Para nuestra receta de merluza en salsa verde necesitaremos:

  • Aceite de Orujo de Oliva
  • 1 filete de merluza
  • 2 dientes de ajo
  • 1 ramillete de perejil
  • Ralladura de 1 limón
  • Sal y pimienta
  • Langostinos (opcional)

¿Cómo se hace la gremolata?

En primer lugar, comienza por deshojar el perejil fresco, retirando los tallos.

A continuación, ralla el limón y pica el ajo. Vierte todo en un mortero para hacer un majado (también puedes utilizar un robot de cocina). Añade sal, pimienta y Aceite de Orujo de Oliva.

Vamos con la merluza al horno…

Pincela una fuente de horno con Aceite de Orujo de Oliva e introduce el filete de merluza y los langostinos ya pelados.

Añade ahora la salsa gremolata y esparce muy bien el contenido por toda la fuente. Si quieres, para que te sea más sencillo, puedes ayudarte con el dorso de una cuchara.

Por último, introduce la fuente en el horno, precalentado a 180º, y deja que se cocine durante 18 minutos.

También podemos acompañar nuestra receta con patatas panaderas, con un poco de ensalada o con unas alcachofas confitadas en aceite. ¡Ahora toca disfrutar!

Visualiza la receta de merluza al horno en salsa verde en vídeo

Quizás te resulte más sencillo tener un vídeo donde te lo contamos. Puedes seguir el paso a paso viendo el vídeo que se ofrece a continuación:

Escribir comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.