Los días 11 y 12 de abril ORIVA ha organizado un viaje de prensa en Sevilla para dar a conocer el Aceite de Orujo de Oliva a 25 periodistas y comunicadores. La investigación ha marcado la segunda edición de esta iniciativa para contar a los participantes el trabajo que la Interprofesional está desarrollando en este campo con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

El Instituto de la Grasa (IG), del CSIC, ha sido una de las paradas del viaje. El Instituto ha abierto sus puertas a ORIVA, dándole la oportunidad de adentrarse hasta en los mismos laboratorios en los que se estudian las propiedades saludables y culinarias del Aceite de Orujo de Oliva. Carlos Sanz, director del IG, ha dado la bienvenida al grupo y después Javier Sánchez Perona y María Victoria Ruíz Méndez, científicos titulares del CSIC, han presentado los estudios que están realizando.

Javier Sánchez Perona investiga cómo el Aceite de Orujo de Oliva puede contribuir a la prevención del alzhéimer. Tras 18 meses de ensayos, ha concluido que los compuestos bioactivos pueden tener un efecto protector frente a la enfermedad. Con estos prometedores resultados, ha comenzado una segunda fase que busca replicar los mismos efectos en humanos.

Los compuestos bioactivos del Aceite de Orujo de Oliva también están bajo el microscopio de María Victoria Ruíz Méndez. La investigadora del IG está inmersa en un estudio sobre su comportamiento antes y después de la fritura y su absorción en alimentos fritos. Tras las presentaciones, los dos científicos han guiado un recorrido por las espectaculares instalaciones del centro inaugurado en 2017 conduciendo a los periodistas hasta sus laboratorios.

Pero los compuestos menores dan para mucho más. Al viaje de prensa se han unido dos investigadoras del Instituto de Ciencia y Tecnología de Alimentos y Nutrición (ICTAN), también del CSIC. La profesora de investigación, Laura Bravo Clemente, y la científica titular, Raquel Mateos Briz. Ésta última estudia en la actualidad los potenciales efectos beneficiosos del Aceite de Orujo de Oliva sobre la salud cardiovascular y patologías asociadas (hipertensión, diabetes y obesidad). Un trabajo del que ha podido desvelar algunas impresiones.

Pero ¿cuáles son los compuestos menores? Son los ácidos y dialcoholes triterpénicos, el escualeno, los tocoferoles, los esteroles, los alcoholes grasos alifáticos y los compuestos fenólicos. Todos con potencial actividad biológica clave en el mantenimiento de la salud. Tan presentes han estado en este viaje de prensa que hasta han dado nombre a las mesas en una de las cenas donde se han degustado distintos platos en fritura. Un guiño más a este aspecto tan diferencial del Aceite de Orujo de Oliva.

Escribir comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *